Dos jornadas, mismo río. Parte 2

IMG 1148 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2

Como comentábamos ayer, «gracias» a las gestiones de terceros en los caudales de los ríos y a lo cambiante del tiempo, sobre todo ahora en primavera, obtenemos condiciones de río muy diferentes prácticamente de un día para otro.

Pues la situación en esta ocasión era radicalmente opuesta a la de el día anterior, caudal bastante alto, cerca del doble, y un ambiente muy frío, con amenaza de lluvia y máximas que no iban a pasar de los 12ºC. Con el frío matutino nos costó arrancar los primeros ejemplares, sobre todo a mí, ya que Jesús conseguía algunas buenas capturas con las ninfas y algún que otro buen pez que se perdía aguas abajo.

IMG 1149 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2
IMG 1151 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2

Las cabeceras de las corrientes parecían el lugar propicio por donde derivar las ninfas, las pocas truchas activas se encontraban allí esperando a que la corriente les llevara algo de comida. Fue en esos puntos donde conseguimos la mayoría de capturas. Parecía que la temperatura subía un poco pero los peces no terminaban de estar todo lo activos que cabría esperar. Recorriendo un pequeño tramo por la orilla buscando algún buen pez activo, únicamente observé una trucha que comía tranquila lo poco que bajaba por el río; lancé las ninfas desde la orilla y no tardó en abalanzarse sobre la imitación.

IMG 1152 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2

IMG 1154 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2

La cosa se activaba poco a poco sacando algún pez más antes de comer con las ninfas, todas en corrientes moderadas, en pozos y aguas más o menos fuertes no tocamos absolutamente nada. Eso sí, todos eran buenos peces, fuertes y de tamaños muy muy divertidos, con los que había que insistir mucho. 

IMG 1153 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2
IMG 1161 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2

Nos fuimos a comer con la amenaza de lluvia siempre presente, pero al menos nos respetó ese rato en el que pudimos comer tranquilos. Fue al comienzo de la tarde cuando el ambiente, y la sensación general del río, nos hizo intuir que probablemente aparecería mosca y alguna trucha se colocara dispuesta pese al, para mí, excesivo caudal de las tablas.

IMG 1160 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2

De lleno metidos en busca de cebadas, a lo lejos, se divisaba ya alguna trucha en movimiento. Fuimos poco a poco pescando, primeramente al agua, pero con la aparición de mosca en aumento fuimos detectando las primeras truchas activas. Y lo que son las cosas, hace cuatro días no hubo absolutamente nada de mosca, y hoy de repente, la eclosión se volvió monumental: una cantidad indescriptible de efémeras emergían desde la lámina de agua a la vez que los imagos del día anterior revoloteaban a 1 o 2 metros de la superficie. Se trataba de Baetis fuscatus un poco tempraneras ya que estábamos a primeros de mayo.

IMG 1192 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2

Subimago de B. fuscatus, aparecieron en gran número a primera hora de la tarde

IMG 1156 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2

Los imagos, ejemplares seguramente emergidos el día anterior, realizaron sus vuelos de cortejo a la misma hora de la aparición de los subimagos

IMG 1158 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2

Además aparecieron, en no tanta abundancia, estos efemerélidos muy parecidos a los denominados como E. notata en el libro de Rafael del Pozo, pero ante su inexistencia en aguas de la Península, lo dejaremos en Ephemerelliidae, aunque probablemente, por tamaño y aspecto general, se trate de una S. ignita de un color más tostado.

Ante este baile, alguna trucha se puso en posición para nuestro deleite, no muchas desde luego para lo que estaba saliendo. Oportunidades tuvimos pero estaban realmente selectivas. Muy difíciles tanto por las condiciones (caudal por encima de la cintura, frío, incomodidad, comenzaba a llover…) como por la cantidad de mosca que hacía muy difícil que se decantaran por la nuestra, además de la excesiva selectividad ya comentada que no supimos resolver. Únicamente logramos engañar una trucha cada uno antes de que comenzara a llover ya en serio dando al traste con nuestras pocas opciones. El tormentón fue tal que nos tocó estar a resguardo casi una hora antes de poder ir al coche, al que llegamos calados por supuesto, pero bueno, ya sabemos todos que sarna con gusto no pica.

IMG 1159 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2
IMG 1157 - Dos jornadas, mismo río. Parte 2

— ATENCIÓN: El artículo pertenece al BLOG de «Fly Spirit Blog» —


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Puedes usar estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

info@donpesca.com