DE VUELTA A LA ACTIVIDAD

Ya estamos de vuelta otra vez, en estos meses  pisé el pedrero en dos ocasiones , suelo pasar un par de meses sabáticos en los cuales me dedico gran parte del tiempo a estar con la familia, también es cierto que estoy muy agradecido a mi mujer y  a los dos peques, para cuando marcho a pescar nunca me ponen pegas y se  las arreglan,  trastocando sus  planes de  las tareas extra escolares. En fin os quiero mucho a los tres.

Metidos ya en faena, las ganas de ir a pescar eran enormes, por lo que le comenté a mi cuñado si le apetecía ir a pescar el sábado, él que tenía unas ganas enormes de  ir a pescar y sentir algún buen sargo no puso mucha resistencia y enseguida se animó.

Los partes meteorológicos  no eran muy alentadores, pero tras ver que había una pequeña ventana en cuanto al aire, la mar tampoco marcaba  mucho así que había que intentarlo y tras comprobar en anotaciones que suelo hacer de zonas de pesca y donde pesco con que cebo y mar etcccc de  años anteriores  marzo y abril,  son los meses en los que suelo empezar la temporada pesquera.

Tras mucho mirar nos decidimos por una zona que nos gustó mucho. Tenía algo de rompiente podíamos pescar a boya por la zona y la verdad tenía una pinta estupenda.

Saqué unas cuantas fotos en la zona en la que pescamos y la pinta tan guapa que tenía.

Tras llegar macizamos bien, esta vez llevé miga de bonito que tan buen resultado me dio la temporada pasada y me parece que esta va camino de ello, esperamos un buen rato y nos pusimos a ello, con langostinos crudos, poco a poco se fueron sintiendo la picadas pero lo mejor llego en la última calada,  ya que picaban siempre en medio de dos piedras.

Era aguntar un poco la boya en medio de las dos piedras y zassss picada, alguno salía pero otros no había forma de que quisieran salir de su medio que forma de tirar.  Que ponía a prueba el equipo, yo por mi parte suelo pescar con un 0,23 en esta época para ir pasando a 0,20 por el verano. También es cierto que todo depende del sitio en el que te encuentres.

Aquí mi cuñado el cual disfruto como un niño. Es cierto que no suele ir a boya, pero esta vez me parece que le entro el gusanillo.

Incluso le hice un vídeo sacando un sargo. Ya que siempre me anda diciendo que no le saco ningún vídeo o que no tiene fotos pescando pues esta vez me pasé un buen rato con él intentando sacarles fotos y vídeos mientras no se enterase para que fuese más real.

Otro dato más para tener muy en cuenta es que no sentimos ninguna boga, y ya van tres veces que me va pasando, algo que me alegra bastante, ya que cuando te entran a boya es un suplicio.

Ya sobre las 17,35 dimos por concluida la jornada pesquera para recoger todo y subir al coche.

Los sargos eran bastante curiosos que nos hicieron disfrutar de lo lindo en un día espectacular por el tiempo, sol y pesca. ¿Qué más se puede pedir?
Ahora a descansar unos días en semana santa y habrá que ir preparando otro día de pesca ya que tras el parón que suelo hacer, ahora es un no parar de ir, siempre y cuando las condiciones sean las más adecuadas.
Un saludo y nos vemos por el pedreru.

— ATENCIÓN: El artículo pertenece al BLOG de Pescando en el pedreru —


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Puedes usar estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

info@donpesca.com