Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Otras modalidades de pesca > Pesca a corcho

PARTE DE GUERRA

<< < (3/114) > >>

veleti:
Pues o es una ilusion optica o la de en medio es gorda gorda...

Cuanto pesaba??

Zorionak!!!!!

LUPIA:
Aupa Iñaki, al menos tocaste algo, la semana que viene volveremos como Terminator  ;)

henrysbettas:
Iñaki, esos son peces de esos que tienen escamas, ¿verdad?, ya se me había olvidado como eran.

Enhorabuena.


Saludos y buena pesca.

txigle:
Epa Iñaki, pues si que la del medio parece grande, haber si este año me animo a ir a por ellas, me falta comprarme una caña para corcho pero de momento tengo el cupo de compras cerrado, mejor dicho me lo han cerrado  ;D ;D :-[ :-[ :-\

kusha:
El viernes por la tarde nos comimos un nuevo bolo lubinero junto con Henry, y el sábado por al amanecer llevamos el mismo camino Arrapostu, Pitu y yo. Mi padre me llevaba tiempo dando la caca con que quería unas musarras para comer, así que este día también me llevé la caña para corchear. Tras dos horas de spinning sin resultado, cambié de técnica y me puse a cebar con pasta en un punto. Llamé a Arrapostu y a Pitu para que vinieran.

Tan pronto me puse a pescar ya tuve las primeras picadas, pero eran de musarras pequeñas, y no conseguía clavarlas o se soltaban. Bajé el tamaño del anzuelo del 1/0 al 3, y aun así me sucedía lo mismo. La sardina se la zampaban sin casi enterarme (y eso que llevaba un corcho bien pequeñito plomado con 5gr de peso nada más), y con la gamba no clavaban bien. Empecé a poner la gamba pelada y en trocitos pequeños que cubrieran justo el anzuelo, y así empezaron a salir una tras otra. Pero todas eran palmeras (250-350g).

Arrapostu alucinaba, porque siendo un pescador de aguas dulces, vino a los dominios del agua salada a seguir practicando el spinning, y no se pensaba que hubiera técnicas que permitieran tener tantas picadas en tan poco tiempo. Le costaba manejar semejante cañon, hasta el punto de que le tenía que lanzar yo la caña. Se hacía un lío manejando el corchito entre la espuma, caña arriba, caña abajo, manivela para adelante, para atrás, que el hilo se ha vuelto a enganchar en la roca de delante... Las condiciones que presentaba el lugar no eran nada fáciles para un novato en esto, pero menuda cara de satisfacción tenía.

Las musarras al final ya mordieron con ganas, y el cambio de cebo de la gamba, de la cual ya recelaban, a la sardina fue efectivo para gozar de un último acelerón del ritmo de picadas. Al final, en hora y algo sacamos unas 13 musarras, más varias que se soltaron, picadas fallidas... La verdad es que excepto una de unos 600g, el resto debieron de ir al agua. Sin embargo, ante la necesidad de aparecer en casa con alguna que otra, Arrapostu llevó cuatro para regalárselas a los padres de su nueva novia 8) (el chaval ya quiere empezar puntuando fuerte, jajajajajajajaj... ;D ;D ;D ;D ;D), y yo me llevé otras cuatro para contentar a mi padre. Las más peques fueron al agua.

Aquí tenéis la foto del novato corchero con la pesca:



Me quedo con la frase que pronunció varias veces: "Oye, pues voy a tener que insistir yo más con esto de las musarras...", 8) ;D ;D ;D.


Saludos,
Jon

Navegación

[0] Índice de Mensajes

[#] Página Siguiente

[*] Página Anterior

Ir a la versión completa